Ciudad de México, enero 23, 2022 03:35
Ciudad de México

Prevalece desorden e improvisación en aplicación de vacuna de refuerzo a mayores en Tlalpan

Reciben biológico de pie por parte de personal sin uniforme

No se corrobora ni domicilio ni datos de los pacientes, quienes deben llenar ellos mismos los formatos; tampoco se les pide comprobante de vacunaciones anteriores.

STAFF/LIBRE EN EL SUR

Un absoluto desorden prevaleció este viernes en el centro de vacunación de la Preparatoria 5, en la alcaldía de Tlapan, donde se aplica la dosis de refuerzo contra Covid-19 a adultos mayores.

A diferencia de las ocasiones pasadas, esta vez son los propios pacientes los que deben llenar el formato de registro, sin que se les solicite comprobante alguno de edad ni de domicilio, ni constancia de anteriores dosis recibidas, por lo que no se confirma tampoco que hayan transcurrido al menos seis meses desde segunda aplicación.

De hecho, cualquier persona puede recibir la dosis aunque no sea residente de la alcaldía de Tlalpan, sea cual sea su demarcación, e incluso ser habitante de cualquier parte de la República.

Los pacientes deben llevar su propio bolígrafo, o conseguir uno prestado, para llenar los formatos literalmente sobre las rodillas, sentados en sillas plegables instaladas en las áreas de acceso al plantel de Coapa.

Vacunación aleatoria a los adultos mayores con bastón o muletas.


La aplicación de la vacuna la realiza personal aparentemente improvisado, que no porta bata o algún uniforme.
En el caso de personas con dificultades de movilidad que acuden en silla de ruedas y utilizan bastón o multas, a los que se da preferencia de acceso, esos asistentes acuden hasta el lugar donde se encuentra el paciente y ahí hacen la aplicación de la vacuna AstraZeneca, luego de mostrar la jeringa llena.

En pleno pasillo.


En otros casos, la aplicación se hace de pie, en pleno pasillo, en medio de gente que va y viene, bajo la mirada vigilante de miembros de la Marina ahí apostados.


No existe ninguna certeza tampoco sobre la anotación correcta de datos esenciales, como la CURP o el folio de vacunación, lo que hace prever que muchos pacientes tendrán problemas para acreditar su tercera dosis y obtener el respectivo certificado, además de que el gobierno no contará con un padrón confiable de vacunados, esencial para el control de la pandemia.

Enfermera da explicaciones previas a quienes son vacunados de pie y en el pasillo.


A diferencia de otras ocasiones, en las que prevaleció el orden y la atención diligente, esta vez no se entregó a los pacientes algún refrigerio, como frutas o galletas ni tampoco botellas de agua potable.

En medio de ese caos, los pacientes tampoco reciben una instrucción precisa sobre lo que deben hacer después de recibir la dosis ni se les indica si tienen que esperar un tiempo determinado antes de retirase, en prevención de alguna reacción.


Eso sí: el tiempo requerido para recibir la aplicación, desde que se llega a la Prepa hasta que se sale de ella, no excede los 30 minutos.

comentarios

Artículos relacionados