Ciudad de México, octubre 21, 2020 13:44
Alcaldía Benito Juárez Ciudad de México Delegación Benito Juárez

Rescatan a 97 mujeres explotadas en antro de la Del Valle que el panista Jorge Romero autorizó en 2014; detienen a 18 implicados

STAFF/LIBRE EN EL SUR

Un grupo de 97 mujeres que eran explotadas sexualmente en un “restaurante bar” de Insurgentes Sur 858, en la colonia Del Valle, fue rescatado por agentes de la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México (PGJCDMX), con el apoyo de personal del INEA. El funcionamiento de ese antro fue autorizado hace cuatro años por el panista Jorge Romero Herrera, entonces jefe delegacional en Benito Juárez.

El supuesto “restaurante bar”. Trata de mujeres. Foto: Cuartoscuro.

 

Las mujeres, de diferentes nacionalidades, así como 18 hombres detenidos en el lugar, denominado Le Bon Vivant,  fueron trasladadas a la Agencia Central de Investigación de la dependencia, donde se determinará la estadía legal de las personas extranjeras y la posible responsabilidad de los detenidos.

Le Bon Vivant, ubicado en la esquina de Insurgentes Sur y Ameyalco, funciona desde 2014 en el mismo lugar en el que estuvo antes  el Butcher’s Club, suspendido en agosto de 2013 por la Delegación Benito Juárez, entonces encabezada por Romero Herrera (2012-2015).

La suspensión de ese table dance , cuya apertura había sido autorizada por el propio delegado panista dos meses atrás, ocurrió luego de que Romero Herrera, actual coordinador del  Grupo Parlamentario del PAN en la Asamblea Legislativa,  fuera acusado por la ex diputada federal de ese mismo partido, Rosi Orozco, dirigente de la agrupación Unidos contra la Trata, como cómplice de la explotación de mujeres en men´s clubs de esa demarcación.

La activista precisó en entrevista con Libre en el Sur que al permitir el funcionamiento de lugares donde se realiza trata de mujeres, el funcionario delegacional encubría y permitía la ejecución de un delito grave, por lo que debería ser legalmente responsabilizado de complicidad.

Romero Herrera simuló entonces una batida contra los table dance con la suspensión del mencionado negocio:

“Acabo de suspender el Butcher’s House sobre Insurgentes”, escribió Romero  Herrera en su cuenta de Twitter, cuando ya en las redes sociales circulaba profusamente las declaraciones de la ex legisladora panista.  “No toleraremos giros con ningún tipo de abuso”, se atrevió a poner el delegado.

El antro estuvo cerrado durante varios meses y finalmente fue desmantelado. En su lugar se instaló entonces un elegante establecimiento de la cadena Le Bon Vivant, cuyo funcionamiento fue aprobado por la propia Delegación, ya que según informó ésta, tenía licencia y cumplía con la normatividad.

Había 97 mujeres. Foto: Cuartoscuro.

 

Durante cuatro años, el antro funcionó libremente, con la evidente tolerancia de la DBJ. Ahora, a partir de una denuncia, son las autoridades del gobierno capitalino las que actúan al descubrirse que Le Bon Viviant era un centro de explotación sexual de mujeres y de práctica de narcomenudeo.

La PGJCDMX informó que la mayoría de las mujeres rescatadas son extranjeras, principalmente sudamericanas y provenientes de paises de Europa del Este. De ellas, 51 son mexicanas, 23 venezolanas, ocho colombianas, cinco ucranianas, tres argentinas, cuatro rusas, una húngara, una brasileña y una paraguaya.

comentarios

Artículos relacionados