Ciudad de México, febrero 24, 2024 13:03
Ciudad de México

Aceptan que se secó el ahuehuete de Claudia; aseguran que sigue vivo… pero van a remplazarlo

Lo sustituirán por ¡otro ahuehuete!, anuncia gobierno de CDMX

Especialistas en árboles dictaminaron su muerte desde noviembre pasado. “Jamás va a revivir”, sentenció el arborista Saúl Alcántara, investigador de la UAM.

STAFF/LIBRE EN EL SUR
Luego de que diversos expertos en biología vegetal afirmaron reiteradamente que el ahuehuete sembrado en la glorieta de la Palma, en Paseo de la Reforma, estaba muerto, las autoridades de Ciudad de México anuncian que será remplazado… pero que sigue vivo.

Nueve meses después de ser trasplantado desde un vivero del estado de Nuevo León, la secretaria de Medio Ambiente (Sedema), Marina Robles. Anunció la tarde de este jueves que el ejemplar será sustituido por otros de su misma especie.

La funcionaria indicó que el ahuehuete será retirado para ser llevado a un vivero Nezahualcóyotl de Xochimilco “para su rehabilitación” y que en su lugar quedar+a ahora “su hermano” de la misma especie traído también de Nuevo León.

En conferencia de prensa, agregó que el ejemplar inicial será llevado al Vivero Nezahualcóyotl, en la alcaldía Xochimilco, para su rehabilitación, pues aún tiene vida. 

“Este ahuehuete que está ahora en la glorieta de Reforma sigue vivo, nos queda claro que esta glorieta requiere un monumento natural como el que originalmente se pensó, en ese árbol y queremos que crezca el nuevo árbol de la glorieta de Reforma”, dijo Robles.

Aunque las autoridades capitalinas insisten en negar la evidencia y aseguraban que el ahuehuete reverdecería en primavera, la verdad erasotra. En noviembre pasado, el especialista Saúl Alcántara, declaró al diario español El País y a otros medios que el árbol estaba muerto desde hacía más de un mes. “Jamás va a revivir”, sentenció el investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Acusó que desde un principio hubo “errores fatales” en el proceso de trasplante.

No obstante, este jueves Adrián Cavazos, gerente de Viveros Regionales de Montemorelos, Nuevo León –que donó más ahuehuetes a la CDMX–, explicó que el retiro del ahuehuete inicial se debe a que su periodo de adaptación se extendió, luego de que fue chocado por un auto tres días después de su trasplante el 5 de junio.

El dato es falso, pues el vehículo que subió a la rotonda ni siquiera llegó cerca del ahuehuete.

Dijo que además presentó un hundimiento de 15 centímetros y que fue afectado por patógenos que alguien introdujo y por los “pisotones” que recibió de asistentes a las marchas.

El especialista aseguró que el ejemplar sigue vivo porque “sus raíces todavía son blancas” y comentó que un grupo de expertos de distintas instituciones dará seguimiento al proceso del Ahuehuete en el Vivero de Nezahualcóyotl.

Sobre el nuevo ejemplar, afirmó: “Queremos aprovechar que este árbol está recién brotado y tiene mucha energía para sobrevivir y para adaptarse lo más rápido posible. Antes de plantarlo en Reforma se eliminarán todos los patógenos que queden en la zona. Éste es su hermano y ha reaccionado bien al cambio de ambiente”.

Aunque las autoridades no especificaron la fecha del retiro del ahuehuete y su reemplazo, dijeron que será en este mes y se instalará un “círculo de protección” para evitar que el nuevo padezca estrés y que la gente no pueda pasar para que no compacte la tierra.

El ahuehuete, sabino o ciprés mexicano, cuyo nombre científico es Taxodium mucronatum, es una conífera de grandes dimensiones que pertenece a la familia de las gigantes secuoyas americanas. Su nombre, en náhuatl (ahuehuetl) significa “viejo del agua”.

Se trata de un árbol de enormes troncos y hojas pequeñas y suaves. Puede vivir hasta tres mil años, según se ha constatado. Hay ejemplares del ahuehuete en el Bosque de Chapultepec, Xochimilco, Azcapotzalco y en la Glorieta de la Diana Cazadora.

Después de llegar a la Ciudad de México, el ahuehuete enfermó. En los últimos meses, autoridades han trabajado a marchas forzadas para recuperar el color del ejemplar, sin embargo, no ha habido mejorías.

Compartir

comentarios

Artículos relacionadas