ADRIANA RODRÍGUEZ

Existe una agrupación de vecinos que vigilan que las obras en su delegación se realicen conforme a la normatividad y que tomó fuerza a raíz del miedo que les dejó el sismo del 19 de septiembre. Se trata de Vecinos Organizados de la Benito Juárez, que da acompañamiento y canalización a las autoridades a las quejas de los habitantes de la demarcación.

Vecinos en lucha. Contra la corrupción inmobiliaria. Foto: Especial.

 

“Nos quedó la consigna de que no habíamos hecho la completa la tarea del sismo de 1985 y que como ciudadanos tienes que entrarle a lo que vas viendo que es necesario”, comenta en entrevista Mónica Solchaga integrante de la agrupación vecinal.

“El temblor destapó todo tras el boom inmobiliario de la delegación y había muchas construcciones que salieron dañadas, no derrumbadas todas, construcciones post 85 y nos dimos cuenta que el problema es que no se habían hecho de acuerdo a la norma vigente del momento”, agrega

Niveles de más, material de baja calidad, falta de supervisión, violación a las normas de seguridad son los problemas que han detectado a lo largo de diez meses, destacándose  la colonia del Valle por la construcción de pisos de más.

Clausura ciudadana. Pisos de más. Foto: Especial.

 

En lo que respecta al oriente de la demarcación, han detectado que con frecuencia no se solicitan permiso de demolición ni hay manifestación de obra. “En ocasiones construyen sobre lo que ya existe, como es el caso de  Bretaña, en la colonia Zacahuitzco, que se cayó también”.

Al hablar sobre las colonias de zonas intermedias como la Portales sur o Letrán Valle, por ejemplo, se ha encontrado que a pesar de meter manifestación se sobrepasan los niveles permitidos. Otro caso común en esta zona es la construcción sin ningún tipo de permiso

“Algo muy común que encontramos es que se levanten inmuebles sin manifestación de construcción o por ejemplo también hay casos en los que piden el permiso de demolición y de ahí se siguen o ni siquiera eso, simplemente se van por la libre y al final registran el edificio terminado, pagan una multa y ya.”

A la falta de reglamentación y supervisión se agrega la falta de una respuesta rápida a los vecinos, pues comenta que, por ejemplo, cuando se ha solicitado alguna manifestación de obra por Infomex, transcurren hasta dos meses para obtener el expediente.

“La parte del problema es que la supervisión de las obras está atomizada y uno como ciudadano de a pie dice voy a denunciar a la delegación y la delegación te dice eso no me toca, le toca a la PAOT -Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la CDMX- o eso no me toca, le toca al INVEA -Instituto de Verificación Administrativa- es muy difícil para uno saber hacia dónde voltear”.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts