STAFF/LIBRE EN EL SUR

La temporada de lluvias que afecta a la Ciudad de México ha evidenciado nuevamente la falta de un sistema hidráulico eficiente en el Parque Hundido dela colonia Extremadura Insurgentes, cuyos andadores, que ahora incluyen una costosa e inútil “pista de tartán”, se anegan y hacen imposible el paso de los visitantes que acuden a ese emblemático jardín para hacer ejercicio o simplemente pasear.

El Hundido. Pista ¿de canotaje? Foto: Libre en el Sur

 

Hace más de una década la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial de la capital (PAOT) expidió una recomendación para que las autoridades delegacionales llevaran a cabo una restauración integral del parque  “Luis G. Urbina”, que es su nombre oficial, que de manera destacada incluía la realización de las obras hidráulicas necesarias para evitar los frecuentes encharcamientos. Sin embargo, las sucesivas administraciones panistas no han atendido el tema.

En lugar de atender tan elemental problema, originado en la falta de un sistema de drenaje suficiente, la DBJ ha realizado una serie de modificaciones al Parque,  que contravienen lo dispuesto por la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico del Distrito Federal.

Entre esas modificaciones a la fisonomía del lugar se cuenta la instalación de fuentes “bailarinas” y de mesitas metálicas con sombrilla en áreas enjardinadas, y también la millonaria constricción de una pista para corredores que resulta demasiado además estrecha y de pésima calidad.

El resultado, como se aprecia en la gráfica que acompaña a esta información captada este domingo 12,  es que los andadores se observan anegados y enlodados en diversos puntos, lo que impida que cumplan su misión a favor de los paseantes, que ni siquiera pueden evitarlos con malabares.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts