Ciudad de México, octubre 30, 2020 20:17
Libre en el Sur

Favorece Secretaría de Müller a empresarios sobre vecinos: da permisos para matar árboles vigorosos en Insurgentes San Borja

La Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema), que debe priorizar la defensa del medio ambiente sobre los intereses particulares y de negocio, es la primera en dar autorizaciones para tirar árboles vigorosos y añosos en la colonia Insurgentes San Borja, bajo el alegato de que “obstruyen” el “proyecto” de un negocio automotriz.

Efectivamente, la dependencia encabezada por Tanya Müller expidió un permiso para que sean derribados cuatro árboles frente al número 111 de la calle de Sacramento, uno de ellos un cedro que es considerado especie protegida por la Ley de Salvaguarda del patrimonio Urbanístico y Arquitectónico, por lo que está prohibido su derribo a menos que ponga en riesgo vidas humanas.

Otros dos árboles son de la especie vulgarmente conocida como “hule”, que a decir del coronel Luis Méndez, vecino del lugar, deben tener fácilmente unos 100 años de existencia. Y otro más es un eucalipto.

Méndez interpuso una queja ante la Sedema, por considerar que la tala es violatoria de disposiciones legales (folio C5/170317/04865, 17 de marzo pasado).

En el permiso de la Sedema para derribar 4 árboles (expediente DEIA-DCA-2477/2016) supuestamente se incluye un “dictamen técnico” para determinar ese procedimiento; sin embargo no se especifica, por ejemplo, la altura de los ejemplares que se pretende matar.

El documento, firmado por Rubén Lazos Valencia, director general de Regulación Ambiental, se establece que los árboles “obstruyen” el proyecto de construcción de la empresa Impulso Motors, S.A. de C.V. para establecer una agencia de venta de autos Chevrolet.

Caso grave es el de un árbol hule que se encuentra en el exterior del predio, que a decir de la Sedema debe ser talado porque impide la construcción de un sótano para la nueva agencia.

Aunque la Sedema ordena la restitución de los cuatro ejemplares con otros 14, especifica que solo dos de ellos –de cuatro metros de altura— deberán ser colocados en el mismo sitio, sobre la banqueta, y los restantes 12 serán entregados a la Delegación Benito Juárez para que disponga el lugar de su plantación.

comentarios

Artículos relacionados