Ciudad de México, noviembre 29, 2020 13:44
Libre en el Sur

Hace 30 años murió el cineasta Luis Buñuel en la colonia Del Valle; su legado, ignorado por gobiernos panistas en BJ

A los tres últimos gobiernos emanados del Partido Acción Nacional en la delegación Benito Juárez no ha importado que Luis Buñuel –considerado el mayor cineasta mexicano (sea por naturalización)– haya vivido por elección propia hasta su muerte en la colonia Del Valle; poca cosa les será que haya ganado un Oscar y que su película ‘Los Olvidados’, hasta ahora la única producción mexicana triunfadora en Cannes como la mejor, sea considerada por la UNESCO una de las dos cintas que son Patrimonio de la Humanidad. Y es que los jefes delegacionales Germán de la Garza, Mario Palacios y el actual Jorge Romero, ajenos al tema cultural y preocupados por lo que llaman “desarrollo”, ni siquiera hicieron mención del genial artista surrealista –que este lunes 29 de julio cumple 30 años de haber muerto en su casa de Cerrada de Félix Cuevas número 27–, después de que hace casi siete años su antecesor Fadlala Akabani se sumó, junto con personalidades como la actriz Silvia Pinal, a una propuesta de ‘Libre en el Sur’ para que a la calle en que vivió (Cerrada de Félix Cuevas) le sea impuesto su nombre. En la ciudad de México no hay calle o avenida que se llame así.

A pesar de la ignorancia gubernamental, en 2007 el panista Alfredo Vinalay impulsó la propuesta de este periódico en forma de exhorto a los gobiernos capitalino y delegacional, que fue aprobado por todos los partidos representados en la Asamblea Legisltiva del Distrito Federal. En 2011, la casa fue adquirida por el Ministerio de Cultura de España y remozada para rescatar sus características y apariencia originales. “Realmente fuimos muy respetuosos con la casa, que ha quedado prácticamente tal cual estaba cuando Buñuel la habitaba”, dijo Javier Espada, el curador de la exposición “Viridiana 50” que estuvo abierta al público hasta el 31 de mayo de 2012. Este lunes 29, al conmemorar los 30 años de su muerte, el gobierno español inaugurará la “Casa Buñuel” como espacio cultural en que habrá talleres relacionados con el séptimo arte. “El objetivo de la adquisición y rescate de la casa es el de crear un punto de encuentro entre España y México, no sólo en el ámbito cinematográfico, sino de cultura en general, al tratarse de tan destacado intelectual y escritor surrealista como Buñuel”, dijo el especialista, en entrevista con Libre en el Sur.

La casa, ubicada en Cerrada de Félix Cuevas número 27, colonia Tlacoquemécatl del Valle, constituye un importante espacio en el que Buñuel recibió a muchos amigos republicanos y exiliados como él mismo, entre los que se encontraban José Ignacio Mantecón, Eduardo Ugarte, Pepe Moreno Villa, Gustavo Pitaluga o Rafael Sánchez Ventura, pero también fue lugar de encuentro con intelectuales de la talla de Octavio Paz, Carlos Fuentes o Gabriel García Márquez. “Se trata de una casa llena de memorias”, pone un texto texto alusivo en la página Web www.viridiana50.com. Se indica ahí que un edificio de esas características puede adecuarse para albergar una exposición permanente adaptada a los diferentes espacios de la casa, un proyecto museístico en el que los aspectos más importantes relacionados con la vida y la obra de Buñuel, pero también con su rico imaginario, cobren vida, permitiendo legar a las generaciones futuras la importante contribución al cine hispano-mexicano, tanto como a la cultura universal que constituye el conjunto de su obra, dentro de la cual, la llamada etapa mexicana, está siendo cada vez más valorada.

Espada contó que tras establecerse en México en 1946 y adoptar la nacionalidad mexicana tres años después, Luis Buñuel adquirió dos predios contiguos en una zona entonces poco poblada y encarga la edificación de su casa, en la que vivirá hasta el final de sus días, al arquitecto español Arturo Sáenz de la Calzada, compañero de la Residencia de Estudiantes. El arquitecto, siguiendo las indicaciones de Buñuel, empleó el ladrillo expuesto en el diseño del edificio, utilizado en México como un elemento nostálgico, que constituye una muestra sumamente representativa de la arquitectura española en el exilio. Años más tarde, Buñuel pidió al mismo arquitecto su colaboración para construir los dos capiteles en los que hace penitencia Simón del desierto y uno de los cuales se exhibe junto a la entrada de la Filmoteca de la UNAM.

Desde marzo de 2006, Libre en el Sur ha propuesto reiteradamente que se dé el nombre del cineasta a la pequeña cerrada donde se ubica el inmueble, idea que recobra valor con la apertura de la Casa Buñuel. “Para los juarenses es un orgullo que Buñuel haya escogido a la colonia Del Valle para vivir y para morir e inclusive haya filmado en ella”, comentó el entonces delegado en Benito Juárez, Fadlala Akabani. Y la actriz Silvia Pinal –a quien Buñuel encumbró internacionalmente con la película ‘Viridiana’—, envió en mayo del 2007 una carta a este medio: “Respaldo con todo entusiasmo la idea y sumo mi petición para que lo más pronto posible tengamos la calle Luis Buñuel justamente donde él vivió durante muchos años y hasta su muerte. Creo que es de elemental justicia este homenaje”.

Dos meses después, diputados locales de todos los partidos aprobaron por unanimidad un exhorto al gobierno capitalino a cambiar la nomenclatura de la calle. “Se solicita respetuosamente al secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) para que en su carácter de presidente de la Comisión de Nomenclatura, realice los trámites correspondientes a efecto de que se modifique la denominación de la calle Cerrada de Félix Cuevas por la de Cerrada de Luis Buñuel, en honor a este cineasta”, postularon. Pero el 25 aniversario de la muerte de Buñuel –conmemorado el día 29 de julio de ese año– llegó sin que el cambio se hubiera efectuado. Ante esto, se consultó a Amador Corona, jefe de unidad de mobiliario urbano de Seduvi, quien informó que la petición se mandó a la delegación Benito Juárez pero “su Comité de Nomenclatura ha sesionado tres veces y no ha tocado el punto ni lo ha sometido a consulta de los vecinos”. Germán de la Garza, entonces jefe delegacional, era quien presidía ese comité. Casi nada despreció. Se trataba de un cineasta que, vallesino por voluntad propia, fue galardonado varias veces en Cannes y Venecia, además de recibir el Oscar de Hollywood.

Buñuel, nacido en 1900 en Teruel, España, se nacionalizó mexicano en 1949. Su cinta Los olvidados (1951) es una de las dos únicas películas catalogadas por la UNESCO en el Registro de la Memoria del Mundo. Habitó la casa marcada con el número 27 de la actual Cerrada de Félix Cuevas, inmueble de fachada roja con higueras y hiedras que preservaban su tranquilidad e imaginación. “Su minimonasterio de paredes altas coronadas de vidrio quebrado”, describió alguna vez Carlos Fuentes. En Wikipedia se recuerda: “Una señora que fue vecina suya en la Colonia del Valle de la ciudad de México comentó que Buñuel nunca olvidó sus raíces: en Semana Santa lo veía solo por el jardín de su casa haciendo redobles con un tambor y dando vueltas y vueltas”.

———-
FILMOGRAFÍA
Un perro andaluz (Un chien andalou, 1929).10
La edad de oro (L’âge d’or, 1930).11
Las Hurdes, tierra sin pan (Las Hurdes, 1933).
Gran Casino (En el viejo Tampico, 1947).
El gran Calavera (1949).
Los olvidados (1950).
Susana (Demonio y carne, 1951).
La hija del engaño (1951).
Una mujer sin amor (Cuando los hijos nos juzgan, 1952).
Subida al cielo (1952).
El bruto (1953).
Él (1953).
La ilusión viaja en tranvía (1954).
Abismos de pasión (1954).
Robinson Crusoe (realizada en 1952 y registrada en 1954).
Ensayo de un crimen (La vida criminal de Archibaldo de la Cruz, 1955).
El río y la muerte (1954-1955).
Así es la aurora (Cela s’appelle l’aurore, 1956).
La muerte en el jardín (La muerte en este jardín, La mort en ce jardin, 1956).
Nazarín (1958-1959).
Los ambiciosos (La fiebre sube a El Pao, La fièvre monte a El Pao, 1959).
La joven (The Young One, 1960).
Viridiana (1961).
El ángel exterminador (1962).
Diario de una camarera (Le journal d’une femme de chambre, 1964).
Simón del desierto (1964-1965).
Belle de jour (Bella de día, 1966-1967).
La Vía Láctea (La Voie Lactée, 1969).
Tristana (1970).
El discreto encanto de la burguesía (Le charme discret de la bourgeoisie, 1972).
El fantasma de la libertad (Le fantôme de la liberté, 1974).
Ese oscuro objeto del deseo (Cet obscur objet du désir, 1977).

comentarios

Artículos relacionados