STAFF / LIBRE EN EL SUR

Bajo el grito “¡Liverpool mata tu vida!”, Arturo Hernández, creador de Los Supercívicos, se enfundó en un traje militar retacado de ramas para personificar al “Ciudadano de raíz” y denunciar así la tala de decenas de árboles que dicha tienda está llevando a cabo para construir en su lugar cines y estacionamiento.

 

Supercívicos. Protesta contra Liverpool.

 

“¡Esta es una declaración de guerra contra Liverpool!”, espetó el actor y activista mientras mostraba las imágenes de la devastación tomadas con un drón. Llamó a denunciar el hecho a través de las redes a fin de lograr impedir la tala de los ejemplares que aún siguen en pie.

Hernández acudió al llamado de alarma de los vecinos de la colonia Actipan la tarde de este jueves, cuando descubrieron que, a pesar de que todavía no se llegaba a un acuerdo con la empresa y las diferentes instancias de gobierno involucradas en el daño ambiental, se había iniciado, de manera subrepticia, el derribo de los árboles.

Por más de un año, esos residentes habían logrado frenar la tala, a pesar de que la Secretaría del Medio Ambiente, encabezada por Tanya Müller, reconoció que dio permiso para derribar 68 árboles del predio ubicado en la calle Oso 51, a cambio del pago de 447 mil pesos. Un auténtico ecocidio.

Los vecinos han venido denunciando que lo que pretende Liverpool es una ampliación de la plaza comercial Galerías Insurgentes, con cuatro sótanos de estacionamiento para 2,500 autos, nueve salas cinematográficas, y locales comerciales de franquicias.

Además, consignaron en una petición de Change.org  que“se nos ha avisado con fe de hechos, que la empresa Floreal S.A. de C.V. tiene el permiso para usar nuestro suelo y subsuelo de las edificaciones aledañas en las cuales vivimos junto a la expansión del centro comercial, para un sistema que denominan anclas y lo cual nos parece desmedido en tanto una obra que tiene objetivos exclusivamente comerciales, privados, no públicos, tiene por objeto afectar nuestro suelo y subsuelo para sus edificaciones”.

Entre los casi 70 árboles que pretende talar Liverpool de 57 especies distintas, hay 14 fresnos “vivos y sanos”, además de cedros (ambos protegidos, supuestamente, por la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Urbanístico y Arquitectónico), así como especies propias de la Cuenca del Valle de México, tepozanes, hule, yucas, encinos, casuarinas y sauces, algunos con más de un siglo de antigüedad.

Los vecinos, organizados en el colectivo Vive Actipan,  consideran estos derribos “un agravio a la Ciudad y un despojo a la ciudadanía”.

Explicaron que la colonia Actipan hasta antes de del 2014 y previo a los permisos otorgados por la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (SEDUVI) y la SEDEMA, era considerada zona habitacional.  A partir de ese año, los desarrolladores lograron establecer un polígono de actuación, modificando el uso de suelo, en detrimento de los vecinos y de la Ciudad en su conjunto.

Cuando la petición en Change.org aún no ocurría el sismo del 19 de septiembre pasado. “Esperamos que se modifiquen políticas erróneas en materia de desarrollo urbano e impacto ambiental, ya que lo único que es de esperar es una catástrofe por la ausencia de servicios”, asentaron los vecinos inconformes. “Esperamos no tenernos que enfrentar a un desastre como el sufrido en los sismos de 1985”.

Arturo Hernández llamó a la sensibilidad de los cibernautas para que se sumen a la denuncia contra Liverpool. Al mediodía de este viernes su video llevaba más de 100 mil reproducciones. “Solo pónganse a pensar cuántos parques se han construido en los últimos tiempos y cuántas plazas comerciales”, exhortó a reflexionar. “Y las plazas comerciales no dan oxígeno”.

comentarios

francisco

Website:

Recent Posts