Asegura Delegación BJ que sólo dos edificios colapsados eran recientes; no descarta responsabilidad de servidores públicos

Publicado por Staff on Mié, 10/18/2017 - 20:10

La Delegación Benito Juárez ajustó en 15 el número de edificios que colapsaron en la demarcación por el sismo en la demarcación, y aseguró que sólo dos de ellos son de reciente construcción, de los que ha realizado las denuncias penales y administrativas correspondientes.

Se trata de los edificios que cayeron en Bretaña 90, en la colonia Zacahuitzo, y Zapata 56, en Santa Cruz Atoyac, donde aunque en prinicipio la autoridad delegacional emprendió la acción legal contra sendas empresas constructoras, no descarta responsabilidades de funcionarios públicos y por ello, precisa, instó a la Contraloría Interna a investigar los casos.

En un amplio comunicado en el que repasa las acciones realizadas por el gobierno de Christian von Roehrich desde las primeras horas posteriores al terremoto del 19 de septiembre –y donde anuncia que propondrá a la Asamblea Legislativa una reforma para hacer más estrictos los procesos constructivos y garantizar así la seguridad de las personas—, la DBJ informó que se estima en dos mil el número de damnificados tanto de inmuebles colapsados como de los otros 36 que resultaron con daños mayores.

En cuanto a la revisión de centros educativos, dio a conocer que se envió el oficio 205, con fecha 25 de septiembre del presente año a todas las escuelas particulares para que realizaran a través de un DRO un dictamen técnico, que dé a conocer el estado estructural de cada uno de los planteles, mismo que deberá ser entregado a la Delegación Benito Juárez.

En tanto a las escuelas públicas, añadió, se llevan a cabo verificaciones en conjunto con el Gobierno de la Ciudad y la Secretaría de Educación Pública.

Asimismo dio a conocer que ese gobierno delegacional propondrá a la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México diversas Reformas de Ley para hacer más estrictas y confiables las normas en materia de construcción y desarrollo urbano.

La finalidad, argumentó, es “que los requisitos, características técnicas y procesos constructivos garanticen la seguridad y calidad en las construcciones, así como que la supervisión y dictaminación del proceso constructivo sea más estricto”.

La Delegación precisó que los responsables de la correcta ejecución de la vigilancia y verificación de los proyectos constructivos son los Directores Responsables de Obra (DRO) y los Corresponsables de Obra.

En el comunicado se anexan diversas disposiciones legales relativas a las facultades tanto del gobierno central como de las delegaciones en materia de construcciones.

“En cuanto a los estudios y mapas de riesgo, así como los planes y programas de prevención de desastres, se realizan periódicamente entre el Gobierno de la Ciudad y la Delegación Benito Juárez”, explica. “Sin embargo, ya existe una iniciativa en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México para crear una nueva Ley de Reconstrucción, para apoyos y ayuda en caso de desastres que contribuya a contar con responsabilidades, atribuciones y acciones inmediatas que beneficien a la población afectada”.

(Foto: aspecto del derrumbe en Zapata 56 / Cuartoscuro)

Deja un comentario: